Profundizando sobre las opciones de pérdida de peso

 In Uncategorized

Hace poco visité a mi médico para identificar por qué de mi aumento de peso y sobre algunos problemas de salud que venía presentando.

Lo primero que me indicó fue el realizarme una serie de estudios incluyendo una química sanguínea.

Entiendo que mucho puede ser la dieta y la falta de ejercicio pero hay indicios de que no solo han sido estos dos factores lo que me han movido la masa corporal.

Vídeo: YouTube 

Referencias: Olab || El universal 

Después de mis análisis se me diagnóstico hipertensión y tengo sobrepeso.

Ya con estos resultados, la estrategia más exitosa (y más segura) es aparentemente sencilla: gastar más calorías de las que ingiero.

Esto implica principalmente una restricción de calorías en la dieta, pero también puede ayudar el aumento de la actividad física.

En lugar de intentar perder un número específico de kilos, mi objetivo fue el adoptar hábitos de alimentación y ejercicio más saludables.

Por ejemplo, reemplacé las bebidas dulces por agua y la parte más difícil fue el evitar los pastelillos.

Si en tu caso te sientes obligado a establecer un objetivo de pérdida de peso, establece objetivos realistas a corto plazo, por ejemplo, un kilo por mes. Registra tu meta y tu progreso hacia esa meta.

La buena noticia es que una pérdida de peso de a poco en poco, en donde puedas notar una disminución de un 5 por ciento del peso corporal puede mejorar significativamente los factores de riesgo para ciertas enfermedades cardiovasculares.

La tasa más segura de pérdida de peso es de 300 gr a 2 kg por semana. Si pierdes peso a este ritmo, es más probable que no lo repongas.

Reducir la ingesta calórica solo es una forma de lograr este objetivo, pero no se recomiendan reducciones calóricas severas porque pueden dar como resultado cambios peligrosos de electrolitos y líquidos.

A menos que sea recomendado por un médico, la ingesta diaria no debe caer por debajo de 1,200 calorías en las mujeres y 1,500 calorías en los hombres.

Combinar el ejercicio y una dieta hecha por un especialista es más exitoso que si solo te enfocas el hacer solo dieta o solo ejercicio puedes aprender más de eso en Olab .

Si eres capaz de hacer ejercicio, no hay necesidad de comenzar a correr. Lo más probable es que la inactividad haya contribuido a tu problema de peso (como fue mi caso) y el exceso de ejercicio solo te desanime (a mi me costó trabajo comenzar… ufff).

Lo que me ayudó poco a poco a retomar mi faceta de movilidad fue el caminar y hacer yoga. Puedes incluir el andar en bicicleta o nadar a un ritmo cómodo.

El ejercicio no tiene por qué tener lugar en una ráfaga contigua, ya sean tres sesiones de 10 minutos para comenzar serán suficientes.

Tu objetivo a largo plazo debe ser obtener al menos 30 minutos de actividad física la mayoría de los días de la semana.

Otro tipo de ejercicio, es el entrenamiento de fuerza, reduce la grasa corporal general y mantiene la masa muscular.

Esta masa muscular mejorada aumenta el metabolismo porque se necesita más energía (calorías) para mantener el músculo que la grasa.

Incluye entrenamiento con pesas o ejercicios de máquina de resistencia en tu plan de ejercicios.

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search