Cuando hablamos en abstracto frenamos a los estudiantes

 In Uncategorized

Todos tenemos malos hábitos y los estudiantes tienen más que algunos. Viene con ser joven ya que tienen muchas habilidades de vida por aprender.

Por supuesto, no es solo responsabilidad del estudiante, muchas de ellas provienen de su entorno, por lo que podemos hacer mucho más para enseñarles las destrezas para prosperar en su camino.

Y seguro, su entorno familiar debería jugar un papel más importante.

Resultado de imagen para kids studying

Dentro de un aula de clases, están a los niños solo unas pocas horas al día, el resto del tiempo están en casa.

Por otro lado y al mismo tiempo, estamos confundiendo el “debería” con “es” y tenemos que jugar con las cartas que nos toca jugar.

Esto nos lleva a que a los profesores se les ha hecho responsables de muchas de estas cosas.

De hecho, recuerdo una anécdota como mamá cuando llevaba a mi hijo a estimulación temprana, una de las mamitas estaba con su hijo quien era muy inquieto y la mamá lo dejaba libre arguyendo de que para eso estaba la instructora.

Posterior a eso, mencionó que para eso son las escuelas… para educar.

Bueno, en sí cada cabeza es un mundo y vale la pena una reflexión profunda sobre qué nos toca hacer como padres para educar a nuestros hijos y cuál es el papel del profesor.

Y cómo cada uno, desde nuestro lado los estamos impulsando o frenando.

Visita: Colegio Florencia Nightingale 

Con una de las tantas profesoras que me topé en las escuelas primarias en Lindavista, logramos coincidir en este interesante punto: solemos dejar las cosas demasiado abstractas.

En general se enseña la teoría sin traerla de vuelta a las vidas de los estudiantes, esto en los colegios.

La forma en que se puede ayudar a los jóvenes estudiantes a combatir su postergación de manera más efectiva es si se les enseña el poder de una programación efectiva.

El primer paso en este camino es simplemente establecer marcos de tiempo específicos en los proyectos que los estudiantes deben completar.

La razón por la que se les enseñan a establecer tiempos para su asignación es que se les da mucho menos espacio psicológico para hacer retroceder las cosas que decir “Lo voy a hacer esta semana” o incluso “lo voy a hacer mañana”.

Si hablan de hacer algo mañana, cuando llegue la mañana, pueden hacerlo retroceder hasta la mitad del día. Y desde allí es una corta distancia hasta la noche.

Y, por supuesto, después de las actividades del día llega la noche y ya están cansados, por lo que deciden que estará mejor haciendo las cosas al día siguiente.

Enjuaga y repite hasta que el plazo sea de 12 horas.

Si logras que se comprometan a comenzar “a las 10 AM de mañana”, entonces eso se vuelve mucho más difícil de hacer, una vez que las 10:30am llega, sabes que llegas tarde y eso te dará un buen impulso psicológico.

Esto tan solo es un ejemplo de lo que en el colegio se puede hacer o tramitar una beca escolar.

Lo interesante es que también en casa habrá que estimular y enseñarles a programar de manera concreta.

Aún mejor, hagamos que lo escriban, ya que eso crea más compromiso.

FUENTES: YouTube || Colegio Florencia Nightingale || SEP

Recent Posts

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search